6ª Promoción   7ª Promoción   8ª Promoción

Libro de Visitas

Volver la vista atrás, después de transcurrido cerca de un cuarto de siglo, es una obligación. Un ejercicio de memoria que nos ayude a comprender mejor quienes somos y por qué lo somos.

Las Promociones de V/P de Ferrocarriles supusieron una salida digna para la gente de mi generación, que vivió en su adolescencia una severísima crisis económica y de empleo en la década de los 80. Gracias a este voluntariado militar, se accedía a un puesto de trabajo estable. Pero nada de esto era gratuito. Tres años de Servicio Militar (a partir de la séptima promoción) cortaban las alas de libertad e independencia de estos jóvenes. Tres años de convivencia, complicidades, penurias, alejamiento de la tierra y de tu gente y sobre todo, de sometimiento militar.

Recuerdo el día del licenciamiento de mi promoción como uno de los más felices de mi vida. Recuperarme como persona, recuperar una libertad perdida tres años antes, recuperar ideales aletargados por el uniforme...

Gracias a uno de mis compañeros de promoción he podido reunir las fichas de los componentes de la Sexta, Séptima y Octava Promoción de V/P de F.E.V.E. Al dedicarles este espacio solo pretendo volverlos a reunir. En la mayoría de los casos no hemos vuelto a vernos al estar dispersos por la geografía ferroviaria de vía estrecha. Valencianos, asturianos, cántabros, vascos, madrileños, catalanes, castellano-leoneses, aragoneses, andaluces, extremeños, gallegos... Jóvenes de todas las nacionalidades que compartieron tres años transcendentales en sus vidas. Pero, como decía Juan Font, ahora el protagonismo es para los recuerdos, para el pasado y para esas vías que recorrimos una y otra vez y que de alguna forma nos han encauzado la vida, separando destinos, formando familias, madurando, pero siempre con la vista en aquellos días que llegábamos al norte con 18 años recién cumplidos y  un montón de vías y caminos por recorrer.

VOLVER